Mercedes, de Rafael: “¡Es un pueblerino y está sudando como un tocino! ¿Tú crees que eso es normal?”