Marta: “Me quito los tacones y soy como un tapón de corcho de una botella de vino”.