Marisa y Luis no son muy compatibles: ella quiere recorrer cuatro continentes y a él le gusta mucho ir a Barcelona