Mario, no se calla nada: “Soy infiel por naturaleza y estoy loco”