Marco: “Yo no voy pavoneando como un gallo a ver dónde la meto”