Lucía ha encontrado su tren: “No sé para qué, pero me gusta”