Lourdes: “No soy muy romántica, siempre me comparo con un cactus”