Lola y Alassane bailan una “bachata maravillosa” antes de tomar su decisión final