Laura, a Daniel: “Te va a sorprender esto que te voy a decir… ¡Soy virgen!”