Laura: “En Alicante los chicos son muy superficiales”