Kalil y Lili, una balada y muchos besos