José: “Tengo un problemilla: soy un bocas”