Joaquín lo tiene asumido: “Yo sé que moriré solo”