Francisco alucina con el físico de María José: “¡Menudo culo!”