Fran rompe un mito andaluz: “Dicen que somos vagos, pero yo soy andaluz y que me copien mis siestas que son 10 minutos”