Fernando se queda con ganas: "Es un piquín de nada, podría haber sido más"