La Faraona satánica: “En el amor me ha ido como el ojete, negro, negro”