Emilio dice que es “un mirlo blanco” y Lola cree que “va de sobrado”