Eduardo se marca una jota pamplonica