Daleth agobia a Enrique con sus preguntas existencialistas