Dagmara: “Estoy como una cabra… me pongo a hablar con plantas”