Carlos Sobera y Matías Roure, ‘el damo’ y el vagabundo (pero con traje de chaqueta)