Antonio: “Me he llegado a tomar tres viagras, lo de que te mueres es mentira”