Ana María está harta: "Ojalá fuese fea para ser más feliz, siendo tan guapa me va mal"