Álvaro: “Mi sueño sería casarme por la Iglesia y celebrar el banquete en La Rosaleda”