Álex y David no consiguen rebajar la tensión (no buena) ni bailando ‘Lo malo’