¿Hacia una alianza hombres-deslizantes?