Ben defiende al líder de los deslizantes