¿Finaliza realmente el peligro sin el yugo?