Mudler se toma un alucinógeno para comunicarse con un terrorista en coma