Primeros reproches después de salvar a los amarillos