Los morados se revelan como una pareja fuerte