David: “Para mí, esto es un regalo de Alá”