Cristina y Alejandro, siempre los primeros