Noelia, a Eli: “No haces más que quejarte”