¡Más emoción imposible! Durdevik se vistió de Ramos y cabeceó el empate 'in extremis'