Eslovaquia sentencia el partido ante Suecia con un tiro lejano de Šatka (3-0)