El Barcelona encuentra consuelo en el tercer puesto con una victoria ante el CSKA