España se despide de las ventanas con una trabajada victoria ante Israel gracias a un gran Darío Brizuela (78-73)