¡Por aquí no pasa nadie! Una tapón en cada canasta en apenas cinco segundos