¡No hay quien lo pare! Triple de Datome, que le entra todo lo que lanza