De la ilusión, a la decepción: una fan de Georgia celebra una canasta que hubiera empatado el partido ante Italia