¡El colmo de la mala suerte! La canasta que demuestra que no era la noche de España