¡Sobre la bocina! Triplazo desde su casa de Bertans que… ¡no valió!