¡Por aquí no! ¡Vaya tapón de Randolph que puso al público en pie!