¡Pulverizando el aro! Mate brutal sobre la bocina para levantar a los griegos