¡Así es Porzingis! Te mete un triple de ocho metros y tapona en la pintura como en casa