¡Qué bueno eres Marc Gasol! Media vuelta en suspensión y canastón en la pintura