¡Espectacular mate a una mano de Smits que casi tira la canasta!