¿Defensa agobiante? Italia mueve la bola y Datome clava un triplazo